Sobre mi

En 1928 cuando la vida en Colombia era increíblemente básica, cuando las herramientas eran un sueño, mi padre, empezó a labrar la madera con escasos 8 años, fue un gran reto para el fabricar su primer violín para presentarlo en una feria de manualidades. Vaya! Quien iba a pensar que era el comienzo de un legado familiar a largo plazo. En la decada de los 40 ya estaba en capacidad de fabricar replicas de violines con gran destreza y por ello dedicó muchos años de su vida a fabricar uno y otro mas, luego instrumentos típicos colombianos como bandolas, tiples y guitarras.

De aquella labor solo existe en la actualidad un violín fabricado en 1941, pero fue lo suficientemente motivador para que a los trece años yo iniciara la labor de la Lutheria fabricando una guitarra clásica orientado por mi padre. Era lo mejor, una herencia de gran valor que se agradece para toda la vida y se lleva con mucho honor.

 

Aprovechando todo ese conocimiento y a la vez siendo autodidacta con mucho espíritu de investigacion, en 2004 después de haber tomado formación en guitarra clásica, no muy lejos de definir la vida como Luthier, fundé mi taller en Cartago, Colombia, haciendo algunas guitarras clásicas y eléctricas bajo el logo de Jam.

 

Con el tiempo los modelos de instrumentos vienen en constante evolución y luego de haber logrado registrar mi marca, he hecho muchas decenas de ellos. El proceso de mejoramiento del taller sigue en constante cambio logrando llevar instrumentos a distintos lugares del mundo en Europa y toda América principalmente, esto incluye también el trasladado del taller a Sangolquí, Ecuador de manera temporal en 2018.

 

Luego de unos meses el taller está de nuevo en Colombia, con nuevos parámetros, definitivamente muy enfocado en el tema de instrumentos clásicos y típicos, cada vez requiero de brindar mas atención al tema que me ha estado apasionando demasiado, esos instrumentos desafiantes, elegantes y glamurosos.